Ring x 8

Muestra Colectiva “Amigxs Invisibles Santiago de Chile  

2017

Un proyector de 16mm proyecta en loop del film “Pelea de Boxeo”. El sonido de la película es registrado por un micrófono que ingresa la frecuencia a Pure Data. 

En GEM de Pure Data el mismo loop del film “Pelea de Boxeo” (digitalizado) es deformado en forma de glich a través de las variabilidades de las frecuencias emitidas  por la proyección análoga. Esta deformación cierra el ciclo siendo proyectada en formato digital,  paralela a la proyección de 16mm, produciéndose entre los objetos una reacción frente al contenido de la imagen a través de la conexión sonora de las mismas. Una pelea entre máquinas de distintas temporalidades poniendo en juego su reacciones estéticas frente a las materialidades propias de su tiempo.

Ring x8 remite a las 4  esquinas de un ring de boxeo y las 4  esquinas de cada pantalla. 

[El ring es un lugar donde se practica boxeo o lucha libre. Está aproximadamente un metro elevado sobre el suelo.

En boxeo tiene siempre 4 esquinas, en la lucha libre, la AAA fue la primera empresa en usar un hexadrilátero, es decir, un ring de 6 lados y 6 esquinas.]

Un ring de 8 esquinas para repensar las materialidades estéticas en relación a la imagen en movimiento,  mediante el uso de formatos de  proyección análogos  y digitales, enlazados por el sonido como provocador de determinadas reacciones.

Pensando en las posibles forma de hacer dialogar lo análogo y lo digital , y en busca de materiales desechados, perdidos, recuperados,  me encontré en un mercado con una película de boxeo en 16 mm sonora. A partir de este “casual” suceso decidí generar tanto desde la imagen, como del proceso performático, un cruce de formatos, representando la lucha existente entre lo “nostálgico” de los formatos análogos, tangibles, manipulables fisicamente , y lo intangible y azaroso en el formato digital.

Pero descubrí no era posible estableces esta especie de lucha solo a través de la imagen, y es aquí cuando entra en juego el sonido como conector e irruptor de esta fricción.  De esta manera se transforma  en el  golpe de  esta “lucha visual” , y su relevancia en la capacidad (des)formadora de la imagen. No es capaz la imagen de deformarse a si misma,  sino el impulso sonoro que deforma la misma imagen.